Las voces del exilio

Una de las actividades de Literatura Andaluza en Red ha sido su interesante seminario,  Las voces del exilio, cuyas ponencias pueden verse en este enlace:

“ Las voces del exilio”

Coordina: José Jurado Morales

Antonio colinas: “María Zambrano”

Aurora Luque y Antonio Rivero Taravillo: “Luis Cernuda, Concha Méndez y Manuel Altolaguirre”

Carmen Hernández Pinzón y Andrés Trapiello: “Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí”

Rafael Inglada y Manuel Bernal: “Antonio Machado”

Laia Quilez y Carolina Astudillo: “Figuras del exilio en documentales y cine”

 

Hace ahora 80 años, en 1939, tras la Guerra Civil española, miles de ciudadanos españoles buscaron refugio en Europa y, cruzando el Atlántico, en países como México, Argentina, Puerto Rico, Venezuela, Santo Domingo, Chile y Estados Unidos. Entre los miles de exiliados se contaban filósofos, pintores, científicos, artistas de cine y de teatro, músicos, escritores… Rafael Alberti, Mª Teresa León, Manuel de Falla, María Zambrano, Juan Ramón Jiménez, Zenobia Camprubí, Luis Cernuda, Concha Méndez, Manuel Altolaguirre, Max Aub y tantos otros autores tuvieron que desarrollar la mayor parte de su obra literaria lejos de España. Desde sus países de acogida, siguieron escribiendo, pero no solo textos de creación, sino también cartas a quienes se quedaron entre nosotros. La voz de estos escritores llegaba a nuestro país la mayor de las veces teñida de nostalgia, de rabia y de sabiduría. Sus cartas y sus obras son por tanto un testimonio de compromiso y preocupación por aquella España y por los españoles. Por esa razón desde este Seminario podemos escucharlos, uniendo sus obras con parte de la correspondencia que se conserva en los archivos de la Fundación Caballero Bonald.

 

 

Antología. Poetas actuales en sus propias voces

Me encontré esta antología en el muro de facebook de la poeta Concha García, todo un regalo. En ella podemos encontrar las voces de Ida Vitale, Julia Uceda, Dionisia García, Francisca Aguirre, María Victoria Atencia, Clara Janés, Juana Castro, Pureza Canelo, Noni Benegas, Fanny Rubio, Olvido García Valdés, Ana Rossetti, Chantall Maillard, Ángeles Mora, Esperanza Ortega, Concha García, Aurora Luque, Ada Salas, Luisa Castro, Andrea Luca…

https://canal.uned.es/video/5eb015d75578f20ac8239622?fbclid=IwAR0Agvo36g7_zGsihmHrD9ChGQh5q46h53ANQDQigEklPhFvkmUGPA5-Tgk

 

 

¿Qué es poesía?

La Asociación Cultural Noches del Baratillo por motivo del CL aniversario de la muerte de Gustavo Adolfo Bécquer, que se celebra en el año 2020, me han solicitado amablemente mi respuesta a la rima XXI:  ¿Qué es poesía?

La poesía es poliédrica y no puede apresarse en un definición, pero esta es la que más se aproxima a mi consideración, susceptible de ampliarse:

“Toda la Literatura, como toda disciplina artística, es un modo de conocimiento; pero la Literatura al usar las palabras, concretas y reveladoras, nos acerca más el mundo. Y aporta un conocimiento no solo intelectual, también emotivo, además de un disfrute estético. Maravillosas las horas de lecturas, en su cobijo y abrigo, asomándonos al mundo y al otro. La Poesía goza de estas virtudes, pero para mí, principalmente, es la casa del ser (sí, me vendrá de Heidegger, supongo). Desde su ventana podemos mirar la realidad y mirarnos. Escribimos palabras como quien saca agua del pozo. Desde su alféizar reflexionamos sobre lo que vemos, lo cuestionamos, rememoramos las propias vivencias- y entre ellas estará el eco de las lecturas-, procuramos salvarlas del tiempo y del olvido, nos consolamos. Efectivamente, creo en su efecto catártico- como afirmaba Aristóteles respecto a la tragedia- , poder arrancar las malas hierbas o saber convivir con ellas.

El título de mi segundo poemario, Hallarme yo en el mundo, viene a ser una declaración de lo que supone para mí escribir: una manera de hallarme en el mundo, de planteármelo y confirmarme ante él. ¿Y por qué en poesía? Porque esta se asemeja al fonendoscopio de un médico para auscultar el corazón y escucharnos por dentro, los latidos y los pensamientos.

En mi último poemario, que se publicará en este año, La pared del caracol, se reveló una faceta de la poesía que no había visto antes: dejar testimonio de los sueños y de nuestra rebeldía.

… para no omitir esa parte

la que nada contracorriente

que también somos

                         y nos pertenece

 

Afirmaba José Hierro que el poeta dejaba testimonio de su tiempo, también.”

Mi reseña del poemario “A salvo” de Manuel Moya

 

MANUEL_MOYA_ESCOBAR-A_salvo-214x300

Se ha publicado hoy en la revista de información cultural en internet, “Culturamas,” mi reseña del poemario ” A salvo”, del poeta y novelista onubense- de Fuenteheridos, para más precisión- Manuel Moya. Me encantó su lectura. Este autor es uno de mis poetas preferidos. He leído toda su poesía completa y cada libro tiene una voz y un fondo diferente. A salvo irradia luz, amor, fuerza y esperanza. Si os apetece:

Reseña «A salvo», de Manuel Moya

 

Madre del agua. Por las huellas del Tao

Madre del Agua

Os dejo mi reseña sobre el magnífico poemario “Madre del agua. Por las huellas del Tao” de Gregorio Dávila de Tena, con el que obtuvo el XXII Premio de Poesía ” Eladio Cabañero” .Un libro igual de hermoso que enriquecedor, en él se funde poesía y pensamiento.

Mi agradecimiento al suplemento Quadern de Llibres, de la revista virtual Sonograma Magazine , por acoger en su espacio a mi reseña.

Madre del Agua

Lo único que exijo es que la poesía esté ahí, Cees Nooteboom

Interesante la entrada que he encontrado en el blog Calle del Orco y que os dejo por estos lares.

Calle del Orco

He vivido con la poesía toda mi vida y a estas alturas sé que esto no es en modo alguno fácil de explicar. Para la mayoría de las personas, la poesía apenas existe, o existe solo de manera ocasional. Solo raras veces sucede que una relación especial con la poesía domine la vida entera: no solo escribirla, sino también leerla. No es algo que uno se proponga; esto se deduce fácilmente. A la mayoría de las personas les hace aborrecer la poesía la manera en que se les pone frente a ella en el colegio, donde resulta obligatoria, algo de lo que uno no puede librarse. Un lenguaje que se comporta de un modo distinto del habitual, que se torna extraño de repente. Las mismas palabras de siempre, pero como si vinieran de otra tierra. Se supone que todo el mundo tiene que conocer a los clásicos de su país…

Ver la entrada original 759 palabras más