Nueva presentación de «Las ventanas del tiempo» o encuentro con sus paisajes: 1 de febrero a las 19 horas

El miércoles 1 de febrero a las 19 horas volverán a abrirse las ventanas en Casa del Libro , C/ Velázquez n.8 de Sevilla . En esta ocasión de la mano del profesor, escritor y crítico literario José De María Romero Barea . Por supuesto, me encantará veros y contrastar nuestros paisajes, porque en la lectura:

«… la arboleda despierta

la ciudad se acoda en tu balcón

esperas encontrarte en ella

y encontrarlos»

Muchísimas gracias a quienes me acompañaron ayer en la presentación de mi poemario » Las ventanas del tiempo». Fue una alegría veros y una delicia de tarde . Y cómo no agradecer la magnífica presentación de José De María Romero Barea , una lectura profunda, lúcida, detallada y llena de inteligentes reflexiones. Qué hermoso regalo. Gracias.

Curso de Poesía «El taller de los/las poetas». Programación curso 2022/2023

Como cada año, se inicia en octubre el Taller de poetas y regresamos cargados de ilusión, con muy buenos profesores , encuentros con excelentes poetas y con la Poesía. El taller puede ser presencial y on-line ( a través de Meet), para quienes quieran asistir será en Casa del Libro, C/ Velázquez n. 8, última planta, Sevilla. Los alumnos pueden apuntarse a clases sueltas, por meses o a todo el curso.

Quienes estén interesados que contacten a este correo: aalveasanchez@gmail.com

19 DE OCTUBRE (19 HORAS).- La poesía de Pier Paolo Pasolini por Jesús Cárdenas Sánchez.

Jesús Cárdenas Sánchez (Alcalá de Guadaíra, 1973) es profesor de Lengua Castellana y Literatura. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla. Prosiguió con el período de Docencia del Tercer Ciclo en el Programa de Doctorado de Ciencias del Espectáculo. Máster en Formación e Investigación Literaria y Teatral en el Contexto Europeo en la UNED.
Autor de los libros de poemas: La luz de entre los cipreses (Sevilla, 2012), Mudanzas de lo azul (Madrid, 2013), Después de la música (Madrid, 2014), Sucesión de lunas (Sevilla, 2015), Los refugios que olvidamos (Sevilla, 2016), Raíz olvido, en colaboración con el artista plástico Jorge Mejías (Sevilla, 2017) y Los falsos días (Alhulia, 2019).
Algunos de sus poemas han sido reconocidos con premios, entre los que cabe mencionar: Primer Premio en el XVI Certamen de Poesía “José Mª De Los Santos”, 2005; Primer Premio del VI Certamen de Poesía Joven “Florencio Quintero”, 2013; Finalista del XI Concurso Literario Internacional «Ángel Ganivet», 2017; Primer Premio del XXVII Concurso Regional de Cuentos y Poesías «Isabel Ovín», 2018; Primer Premio del XIX Certamen Literario Villa de Marchena “Memorial Rosario Martín”, 2019; y Finalista del XXXIII Certamen
Andaluz de Poesía “Villa De Peligros; Segundo Premio del XXII Certamen Literario Villa de Marchena “Memorial Rosario Martín”, 2022.
Como ponente ha participado en congresos literarios celebrados en Málaga, Granada y Sevilla.
Como investigador literario, ha escrito sobre Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Vicente Aleixandre y Ramón Gómez de la Serna, entre otros.
En la modalidad de ensayo obtuvo el Primer Premio del Certamen Literario Villa de Marchena “Memorial Rosario Martín” (2018, 2019), Accésit (2021, 2022).
Como crítico literario colabora con reseñas en diferentes revistas literarias: Clarín, Quimera, Estación Poesía, Ítaca, Piedra del molino, Exégesis, Letralia, entre otras. Es redactor jefe de la sección de poesía de Culturamas (desde agosto de 2019 hasta la fecha).

9 DE NOVIEMBRE ( A LAS 19H).Encuentro virtual por Meet con ADA SALAS.

Ada Salas estudió Filología Hispánica en la Universidad de Extremadura. Impartió clases durante dos años en Francia, en la Universidad de Angers, y en la actualidad es profesora de literatura en un instituto de bachillerato madrileño. Ha publicado, entre otros, los siguientes libros de poesía: Variaciones en blanco (1994), La sed (1997), Lugar de la derrota (2003), Esto no es el silencio (2008), Limbo y otros poemas (Pre-Textos, 2013) , Descendimiento (Pre-Textos, 2018) y Arqueologías (Pre-Textos, 2022). En colaboración con el fotógrafo Tete Alejandre ha publicado Reflejos (2006), y son fruto de su trabajo en común con el pintor Jesús Placencia los títulos Ashes to Ashes (2011) y Diez Mandamientos (2016). En 2021 apareció Criba, que reúne poemas de la autora con obra gráfica de Laura Lio. En 2016 la editorial Fondo de Cultura Económica sacó a la luz la antología Escribir y borrar. De su obra ensayística cabe destacar: Alguien aquí (2005), El margen, el error, la tachadura (2011) y Lengua del alma (2019). En 2021 se estrenó en el Teatro de la Abadía de Madrid la obra Descendimiento, basada en su libro del mismo título, con la dirección de Carlos Marquerie y música de Niño de Elche. Junto con Juan Abeleira ha traducido A la Misteriosa y Las tinieblas de Robert Desnos. Algunos de sus libros han sido traducidos al sueco y al italiano, y acaba de aparecer la traducción de Descendimiento al alemán.

1 DE DICIEMBRE ( Jueves, a las 19 HORAS).La poesía de José Ángel Valente por Carlos Peinado Elliot.

Carlos Peinado Elliot,  Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, de la que es actualmente Profesor titular del Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana. Ha publicado la monografía Unidad y trascendencia. Estudio sobre la obra de José Ángel Valente, así como diversas investigaciones en torno a la obra de Valente en revistas especializadas. Es autor de estudios sobre poetas contemporáneos como Juan Ramón Jiménez, Gerardo Diego, Andrés Sánchez Robayna o Leopoldo María Panero. Ha trabajado, igualmente, sobre María Zambrano, Azorín, Chaves Nogales o Francisco Umbral. En Siruela ha editado y anotado el libro de Agustín Andreu, El Logos alejandrino. El último de sus ensayos es Tras la huella de María Zambrano. Lo sagrado en la generación poética de los 70 (publicado por la editorial granadina Comares). Además, él mismo cultiva la poesía con sus poemarios : La herrumbre herida y ¿Sangra el abismo? Contracciones de una Noche de Pascua.

14 DE DICIEMBRE (19 HORAS).- La poesía de Mariluz Escribano por Remedios Sánchez García ( virtual por Meet).

Remedios Sánchez García es Profesora Titular del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Granada. Ejerce además como Presidenta de la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios (AAEC) y Vicepresidenta de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE) en su sección de Andalucía. Es académica Correspondiente de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes y ha publicado más de sesenta artículos sobre novela del siglo XIX y
poesía contemporánea en algunas de las revistas de investigación más prestigiosas del mundo. Ha realizado estancias de investigación y docencia en la Universidad de Oxford, en la Universidad de Cambridge, el Institute of Education of London, en La Sapienza, en la Universidad de Bologna, en
la Universidad de Padua, entre otras, y ha impartido medio centenar de conferencias en las universidades de Emory, West Florida, North Georgia, Bolonia, UNIA, Menéndez Pelayo, etc. También ha dirigido cursos de verano en la Universidad Internacional de Andalucía (sedes La Rábida, La Cartuja). Es Consejera de la Asociación de Escritores de España, que engloba a más de 3500 escritores, Asesora de Publicaciones del
Patronato de La Alhambra y el Generalife y Patrona de la Fundación Rodríguez Acosta,
miembro del Comité Editorial de la colección Biblioteca Filológica de Visor (14ª editorial del ranking SPI), Editora de la revista Álabe. Investigaciones sobre Lectura y escritura y de la revista Poéticas.
En cuanto a libros, es autora de la edición crítica anotada de El amparo de los hombres de Mira de Amescua (Universidad de Granada, 2004), co-editora y autora del estudio preliminar de Lecciones de invierno. Introducción a la lectura de los textos literarios (Universidad de Granada, 2007), coordinadora de Lecciones Azules. Lengua, literatura, didáctica (Visor, 2008), autora de Valera, ingenio y mujer (Visor, 2009), coeditora de Alforjas para la poesía. Antología poética para niños y niñas (Octaedro,
2011), coordinadora y coautora de Medios de comunicación, familia y escuela (Octaedro, 2012), coordinadora y coautora de Compromiso docente y realidad educativa (Síntesis 2012), autora de Juan Valera en la encrucijada. Pensamiento, estética e ideología en la literatura del siglo XIX (Síntesis, 2013), Humanismo Solidario. Poesía y compromiso en la sociedad contemporánea (Visor, 2014), coordinadora de La construcción de la identidad pedagógica española: entre la Institución Libre de Enseñanza y las Escuelas del Ave María (Síntesis, 2015) y de El canon abierto. Última poesía en español (Visor, 2015), coordinadora de Palabra heredada en el tiempo. Tendencias y estéricas en la poesía española contemporánea (Akal, 2016), La palabra silenciada. Voces de mujer en la poesía española contemporánea (Tirant lo Blanch, 2017), Vicente Aleixandre. Cuarenta años después del Nobel (Marcial Pons, 2017), La poesía de Pablo García Baena (Comares, 2018), Federico García Lorca en su entorno. La infancia en la construcción de la identidad literaria lorquiana (Visor, 2019) o Las olvidadas. Treinta poetas andaluzas imprescindibles (Tirant lo Blanch, 2022). En 2016 fue nombrada Directora del Festiva Internacional de Poesía de Granada, uno de los más prestigiosos eventos literarios de España. Su último libro publicado hasta el momento es Así que pasen treinta años. Historia interna de la poesía española (1950-2017) en Akal (2018). Dirige como Investigadora Principal el I+D+i LAS OLVIDADAS. Proyecto de recuperación digital de la poesía femenina andaluza, cuya web http://www.lasolvidadas.com lleva más de 50.000 visitas en dos meses.

11 DE ENERO ( 19 HORAS).- La poesía de Mariluz Escribano por Remedios Sánchez García (virtual por Meet).

25 DE ENERO (Por confirmar).Encuentro virtual por Meet con RAQUEL LANSEROS.

Poeta y traductora, es una de las voces más premiadas y reconocidas de la actual poesía en español. Cerca de 200 críticos de más de 100 universidades (Harvard, Oxford, Columbia o Princeton, entre ellas) la han elegido la poeta más relevante en lengua española nacida después de 1970.

Autora de los libros Leyendas del promontorio, Diario de un destello, Los ojos de la niebla, Croniria, Las pequeñas espinas son pequeñas, este último uno de los más vendidos en España en 2014, y Matria. Croniria está publicado en inglés en Estados Unidos, mientras que Diario de un destello en francés se ha publicado en Francia bajo el título de Journal d’un scintillement. En Italia ha publicado Fino a che saremo Itaca, libro recopilatorio de muchos de sus poemas. Además, a partir de su obra se han publicado en España las antologías personales La acacia roja, Un sueño dentro de un sueño y A las órdenes del viento. Su obra ha sido reunida en su totalidad en el volumen Esta momentánea eternidad.

Entre los importantes galardones que ha recibido destacan el Premio de la Crítica 2018 y el Premio Andalucía de la Crítica 2018, el Premio Unicaja de Poesía, el Premio Antonio Machado en Baeza, el Premio del Tren o el Premio Jaén de Poesía, así como un accésit del Premio Adonáis.

De su trabajo como traductora destaca su versión rimada de los poemas de amor de Edgar Allan Poe, publicada en España y El Salvador con el título Poemas de amor; su traducción de una selección de poemas de Lewis Carroll, publicada bajo el título de Poemas; y su traducción de Los ojos de Elsa, el libro más reconocido de Louis Aragon y publicado por primera vez en español. Asimismo, ha publicado obra crítica, como Poesía soy yo, una antología de poetas del siglo XX en español, editada y prologada junto a Ana Merino.

Doctora en Didáctica de la Lengua y la Literatura, Máster en Comunicación Social y Licenciada en Filología inglesa, su obra ha sido parcialmente traducida a numerosos idiomas, e incluida en innumerables antologías y publicaciones literarias de todo el mundo, entre las cuales Poesía ante la incertidumbre ha superado la docena de ediciones en diferentes países. Participa en talleres de creación poética, cursos, festivales y encuentros literarios por todo el mundo, a la vez que colabora con prestigiosas revistas literarias y culturales internacionales.

Forma parte permanente del proyecto literario-teatral Hijos de Mary Shelley, que reúne a poetas, novelistas, dramaturgos y músicos. Es la traductora oficial al español para el proyecto europeo Pop Science, auspiciado por la Universidad de Ginebra, el CERN y la Academia Mundial de la Poesía, del que fue seleccionada representante española.

( Información obtenida de su página web: Inicio (raquellanseros.com)

8 DE FEBRERO (19 H).- La poesía de Carlos Barral por Rafael García Organvidez.

Rafael G. Organvídez nació en Jerez, pero vive en Sevilla desde hace veinticinco años. Se licenció en Filosofía y Letras (Filología Hispánica) en la Universidad de Cádiz, donde orientó sus estudios hacia la literatura románica medieval fundamentalmente. Lleva toda su vida profesional dedicada al mundo del libro y la cultura literaria y musical. Es lector de poesía desde muy joven y comparte con pasión el gusto por los clásicos y los modernos.

22 DE FEBRERO (19H).- La poesía de Olvido García Valdés por Ana Isabel Alvea Sánchez.

Ana Isabel Alvea Sánchez, Diplomada en Estudios Avanzados (DEA), cursos de postgrado de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad de Granada en el 2011, con la calificación de sobresaliente con el trabajo de investigación: “El texto poético. Concepto, caracteres y métodos de análisis”. Licenciada en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad de Granada en 2008 . Licenciada en Derecho por la Universidad de Sevilla en 1992. Participa desde el 2012 en el Circuito Literario Andaluz o Ronda Andaluza del Libro que organiza el Centro Andaluz de las Letras.

Profesora de talleres de poesía y creación literaria desde 2011 hasta la actualidad, impartidos en bibliotecas y en la librería Casa del Libro, sobre escritura creativa, técnicas de escritura, cómo escribir poesía ( El taller de los/ las poetas), la poesía en la Literatura Universal y Poesía Española Contemporánea.

Directora y coordinadora, desde septiembre de 2010 hasta 2017, del club de lectura de poesía en  Casa del libro de Sevilla: 2010/2011  sobre poesía española desde la generación del 60 hasta la poesía de Cambio de siglo; 2011/2012 sobre poesía joven española ; 2012/ 2013 de poesía extranjera; 2015/2016 sobre poesía contemporánea española y extranjera  y 2016/2017 sobre poesía española contemporánea.

En el año 2010 impartió el taller de lectura “Mujeres poetas en la Literatura Española Contemporánea” en la Fundación María Fulmen.

Desde 2017 hasta la actualidad, dirige y coordina los ciclos de encuentros con poetas ,“El poeta y su voz”, en Casa del Libro de Sevilla, que tiene lugar desde octubre a junio.

Miembro del Consejo Editorial de la revista http://www.ensentidofigurado.com desde 2007 hasta 2013, colaborando en la sección de ensayo, reseñas literarias y poesía.

Como crítica literaria ha publicado y publica reseñas y artículos en varias revistas: En Sentido Figurado, Espacio Habitado, Literatúrate, Luz Cultural, Revista Rótula, Culturamas, Sonograma Magazine, entre otros.

Co-antóloga- junto a Jorge Díaz Martínez- de La vida por delante. Antología de jóvenes poetas andaluces, poetas andaluces nacidos a partir de los años 80 y 90, publicado en mayo de 2012 por Ediciones en Huida.

Como poeta, próximamente la editorial Maclein y Parker publicará su poemario Las ventanas del tiempo; en el 2020 el Ayuntamiento de Lodosa le publicó el poemario La pared del caracol, premiado en el Certamen poético Ángel Martínez Baigorri; en noviembre de 2017 publica Púrpura de Cristal en Torremozas; Hallarme yo en el mundo (2013) y en noviembre de 2010, Interiores, ambas en Ediciones en Huida. Participa, como premiada en la convocatoria de poesía, en la Antología “Arde en tus manos”. Asociación Cultural Myrtos. 2009 .

Participa en las siguientes antologías: De besos y versos. Antología de poesía amorosa, Los libros de Umsalúa, 2014;  Nube. Un mar de mujeres. Antología personal, de Ediciones en Huida, 2013;  Andalucía en el verso.  Biznaga de poesía andaluza. Ediciones depapel, 2012; La mujer  en la poesía Hispanomarroquí, Fundación Dos Orillas, 2009;  Versos  para derribar muros. Antología poética por Palestina. Editorial Um saloua. 2009;  Selección  2008 de la revista En Sentido Figurado   “Mar de por medio”. Bubok.2009  . Y en los  libros colectivos de relatos cortos “Entre ellos” (2002) y “Viernes de  otoño”  (2005). Padilla Libros.

Colaboró como presentadora y guionista del programa de televisión Dazibao, semanario cultural y literario, que se transmitió desde enero a junio de 2012 y una segunda temporada, de enero a junio de 2013, en una cadena de televisión local.

Participó en el colectivo poético Entreversadas en el Festival de Perfopoesía 2016 con el recital Palabras que no pueden aparecer en un poema.

8 DE MARZO (19H) .La poesía de Alejandra Pizarnik por Elena Marqués Núñez.

Elena Marqués Núñez, filóloga hispánica, máster en Estudios Avanzados de Literatura Española e Hispanoamericana, trabaja como correctora de textos en el Parlamento de Andalucía.

Como escritora ha ganado, entre otros, el III Premio de Relato Corto «Paso del Estrecho», convocado por la Fundación Cultura y Sociedad; el XV Certamen Literario «San Jorge», modalidad prosa; el V Concurso de Relatos Cortos Ciudad de Huesca; el Concurso de Cuentos «El Palais Concert y la conservación de la memoria»; el Certamen Internacional «Concha de Luz», modalidad relato, por dos años consecutivos; el V Certamen Literario del Agua, convocado por EMASESA; el I Certamen de Poesía Social CGT-León; el VIII Premio Vivendia-Villiers de libro de relatos; el XXVII Certamen Literario «Villa de Navia» y el XX Certamen de Relatos de la Fundación Gaceta. Autora de las novelas El último discurso del general Santibáñez, Versos perversos en la cubierta azul del Mato Grosso, El largo camino de tus piernas, Año sabático , El juego de la invención y La casa, publicado este octubre; de los libros de relatos La nave de los locos y Distintas formas de ir a la deriva, se ha atrevido también con la poesía (Lo sublime y el frío, Premio Álvaro de Tarfe) y, por qué no, el microteatro, una de cuyas obras se representó en Monforte de Lemos en 2018.Algunos de sus relatos y poemas han aparecido en distintas antologías (especialmente en Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor) y revistas, como Aldaba y Estación Poesía. También ha prologado varios libros, novelas, libros de relatos y de poesía. Fue finalista en el XXI Premio de Novela Fernando Lara con El estúpido caso del Lycé Charlemagne,jurado en distintos concursos literarios.

Copresentadora del programa literario La Inopia de Radiópolis, y mantiene el blogwww.desde-mi-ventana.es. También participa con sus reseñas en Culturamas, Caocultura, Doctor Goodfellow y Estado Crítico.

22 DE MARZO (19H).- La poesía de Cesare Pavese Por Ana Isabel Alvea Sánchez.

( Pendiente de confirmarse encuentros con otros autores)

27 de abril : Recital de Daniel García Florindo. «La infección de los días».

El próximo miércoles 27 de abril a las 19.00 horas en Casa del Libro , C/Velázquez nº 8 de Sevilla, estará con nosotros Daniel García Florindo para leer poemas de su último libro, «La infección de los días», y hablarnos de él.

Daniel García Florindo (Córdoba, 1973) es doctor en Lenguas y Culturas, y licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Córdoba. Durante los años 2001 al 2007 ejerció la docencia en diversos centros de enseñanza secundaria y universitaria en Sevilla y en Lisboa (Instituto Cervantes, Lycée Français Charles Lepierre, Universidade Nova, Instituto Español Giner de los Ríos o la Consejería de Educación de la embajada de España en Lisboa, entre otras instituciones). Desde el año 2008 se dedica profesionalmente a la edición de múltiples proyectos educativos relacionados con la enseñanza de la lengua y literatura hispánica.
Como especialista de la obra poética de Juan Bernier, es autor de La poesía de Juan Bernier, diálogo vital con su tiempo (UCOPress, 2019), del estudio La compasión pagana (estudio-antología de la poesía de Juan Bernier) (Universidad de Córdoba, 2011), así como del prólogo y la edición de su Poesía completa (Pre-Textos, 2011). Esporádicamente continúa cultivando la crítica literaria en diversos medios impresos y digitales.
Es autor de los libros de poesía Amanecer en Pensilvania (rapsodias yanquis) (Ediciones En Huida, 2014) –edición ilustrada, revisada y ampliada de su primer libro Amanecer en Pennsylvania (Cuadernos de Sandua, 2001)–, Cuadernos de Lisboa (Ediciones En Huida, 2011) y Las nubes transitorias (Guadalturia-Extraversos, 2015).
Para acceder a más información sobre el autor y su obra recomendamos consultar su blog Aula poemática (aulapoematica.wordpress.com).

En la página de la editorial Cántico consta la siguientes sinopsis:

«Con La infección de los días, el autor culmina una trilogía comenzada hace una década con su segundo libro, Cuadernos de Lisboa (2011), y continuada con Las nubes transitorias (2015). Aunque estos títulos parezcan alejarse de la porosa mitología generacional desplegada en las «rapsodias yanquis» de Amanecer en Pensilvania (2014 [2001]) —su primer libro—, no dejan de mantener una preocupación existencialista y social ya presentes entonces. De hecho, en sus últimos libros se consolida una voz lírica tan personal como ecléctica para conciliar en su propuesta poética la visión de un sujeto social con su conciencia íntima. En definitiva, podemos afirmar, con palabras de Luis Bagué Quílez, que nos encontramos ante una voz poética «de insobornable autenticidad; un redoble de conciencia en una época en la que abundan los decorados de cartón piedra y los golpes de pecho […]»

La infección de los días es un evidente modelo de lirismo ante la realidad de la era pandémica. La ambivalencia del título responde, como es natural en poesía, a una plurisignificación, la que ofrece el término infección para aludir a los distintos niveles de realidades referenciadas: desde la inmersión en una pandemia sanitaria mundial o la crítica angustiada ante un escenario geopolítico enfermo, hasta la «infección» metafórica que supone la crisis sentimental de una separación. Todos estos niveles se conjugan sin estridencias en el marco internauta de nuestra era global y digital por donde, sin duda, navegan poderosamente los poemas de este impactante libro.

Francisco Onieva lo reseña en la revista Culturamas:

«La infección de los días», Daniel García Florindo – Culturamas

Libro confesional cuyos poemas fechados le otorgan la apariencia de diario. En él se integran lo íntimo y personal con las circunstancias históricas y sociales ( la pandemia de COVID-19 de trasfondo, se inicia en marzo de 2020, cuando se decretó el estado de alarma y confinamiento).

Usa el lenguaje como un puente accesible para comunicar al lector una mirada crítica a nuestra sociedad actual (denuncia ecológica, la explotación, la tragedia de la emigración, la desigualdad , los feminicidios o la crisis económica, entre otros temas), así como sus emociones, ideas y vivencias. Se cuida del retoricismo superfluo, buscando una expresión clara, concisa y esencial, sin abandonar el lirismo. Una propuesta retórica que también nos parece una propuesta política, ir a la realidad en busca de la verdad personal, de la existencia y del mundo.

Inicia el libro el poema «Infección y poética», una declaración de intenciones. En él parece fusionar, y en todo el libro, poesía y vida, al igual que los poetas del Romanticismo, y en ella la poesía es capaz de curar o salvar; coincide igualmente con los románticos en su espíritu de rebeldía , en el propósito de nadar a contracorriente.

En algunos poemas intercala las noticias de los medios de comunicación- ya sea de la radio, prensa o telediario- como un recurso para reflejar la situación social y cómo afecta al sujeto contemporáneo ( en el poema In itinere o Desempleo, por ejemplo). No falta tampoco la intertextualidad, la reiterada referencia a Eliot, a su tierra baldía y a su cruel abril; o bien las referencias a nuestra tradición literaria, como el río de Jorge Manrique, versos de Jaime Gil de Biedma; ni a las letras de canciones, como Paint it Black o Wild horses.

Desde actos o gestos cotidianos , con suma apariencia de verdad, levanta el poema en el que se desnuda un hombre que se enfrenta a una ruptura sentimental, con toda la crisis y carga emocional que ello implica, elaborando las pérdidas, la soledad y el cambio , pero dispuesto a comenzar de nuevo, con las circunstancias que a todos nos circundan y que hemos tenido y tenemos que afrontar.

No solo hay un testimonio personal y social, sino también reivindicación de un mundo en armonía con la naturaleza, más ecologista, menos violento, y con mayor respeto a los derechos humanos : Yo seguiré regando tu raíz de humanismo. Late una aspiración de nueva vida personal y el sueño de un mundo mejor para todos. En su lectura podemos tocar el dolor que atraviesa, pero infunde luz y esperanza , llegando a ser, como dice el verso del poeta Luis García Montero: Pienso que soy el dueño del minuto que falta.

GOOGLE EARTH

13 de octubre de 2020

A Pedro Roso, in memorian

Bajo la dulce lámapara

Pablo García Baena

Bajo la incandescencia de una pantalla azul

la mano inquieta mueve el timón informático

del cibernauta preso en su falso viaje.

Un intenso deseo de retorno

dirige el globo a su Ítaca imposible,

a una antigua región de la remota infancia.

..

Los países- teselas digitales-

se divisan a golpe de ratón,

y de golpe aparecen las inmensas metrópolis

de San Diego- Tijuana,

los residuos sin nombre de las masas

de Tokio, Nueva York,

Valle de México o Sâo Paulo…

..

Y Lima resquebraja las piedras de la zona de Progreso

con los niños esclavos del distrito de Carabayllo

en la espalda del mundo.

..

Acá, En Europa, el Mare Nostrum es un pozo de muerte

que arrastra las pateras naufragadas,

los restos de cayucos, las gomas de neumáticos

y los cuerpos inertes, desterrados

y escupidos del mar al primer mundo.

..

Hay pozos petrolíferos que apuñalan la Tierra.

..

Se yerguen como torres de Eiffel sobre las aguas

del lago Maracaibo o sobre las arenas

del desierto en la Arabia de los cuentos

que mutilan y matan a niñas y mujeres…

..

Al tiempo, en Ciudad Juárez la impunidad se auspicia

bajo el estado de de Chihuahua, y cruzó el río Bravo,

frontera natural que cercenó las vidas

de Óscar Martínez y su hija Valeria.

..

En Nigeria, Sudán, Somalia , Yemen…

la homofobia se extiende bajo pena de muerte.

En la calle García Lorca las paredes se ensucian

de ignominia asfixiada de cal ardiente y viva.

..

Que no haya tolerancia para la intolerancia

si el incansable dedo sondea aún esa rueda

que acerca la miseria y mezquindad humana

en el google earth. Y aunque ya nadie mire,

aunque a pocos le importe, mi querido maestro,

la compasión nos hizo siempre sabios.

..

Yo seguiré regando tu raíz de humanismo,

aunque la vida tenga un precio escaso

y surja de Times Square las manzanas podridas

con sus grandes paneles de anuncios digitales.

..

Allá están los deseos en el corazón vano de Manhattan

y un vacío de aristas fantasmales, la sombra de las torres

que separa los mundos de un planeta ultrajado.

..

El viaje infatigable, bajo la luz azul,

al fin contiene el pulso tembloroso

cuando el progreso siempre fue un regreso,

apenas aquel sueño que no corromperemos

pues bombea un amor desorbitado y un temor abisal

ahora que el futuro se detiene,

y el virus prolifera por el aire del mundo

y esta lámpara mágica se apaga.

FOTO FAMILIAR EN LA NIEVE

Mi madre ha recordado que al regresar a casa, tras una excursión familiar a Sierra Nevada, las noticias de las nueve informaban de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente. Fue un 14 de marzo de 1980, pues, aquel mismo día en que nos hicimos esta fotografía en la nieve

A mis hermanos

Es una de las pocas fotos

en las que estamos todos juntos

—yo soy un bebé en el libro de familia—,

pero aquí yo tenía ya seis años.

..

Fuimos a visitar el hielo,

la nieve de la cumbre granadina

que congeló el feliz momento.

..

Al fin, el viejo simca con cadenas

trepó la carretera del mareo,

sí, aquel 1200 tan azul,

y cesaron las curvas de aquel tiempo.

..

Cuarenta años después la imagen sigue

tenuemente borrosa en el ochenta,

pero aún la foto kodak, ámbar sepia,

permite distinguir la risa de mi padre,

la expresión de sorpresa y alegría en mi madre,

la actitud juguetona del que lanza la nieve al cielo,

del que frota sus manos adolescentes aún

eludiendo aquel frío. Es la foto más cálida

que tengo. Cabizbajo se muestra quien me sigue

o mirando aquel blanco eterno de la lámina

con sus manos hermanas —tiritando quizás—

en aquellos bolsillos de pana familiar,

..

y yo, con caperuza roja

y manos enguatadas para llevarme el hielo

a casa, pues quién iba a sospechar

de la crueldad de abril.

CARRERA DE FONDO

1 de noviembre de 2020

Que la vida iba en serio

ya lo había entendido aún demasiado joven

aquel noventa y dos irónico y festivo.

Que el río que nos lleva al mar

está lleno de obstáculos también

lo he sabido muy pronto.

..

Y sé ahora que solo puedo seguir remando

contracorriente -como siempre-

y pasar los meandros y demás accidentes,

los fuertes y fronteras, pues solo soy

en mi veloz piragua,

tratar de no volcar, y levantarme

cuando sea preciso, en soledad,

para llegar invicto hasta la meta,

con buen fondo,

en la dura carrera del vivir.

Recital de Iván Onia y Juan Cuevas el 7 de abril a las 19.00 horas.

Lamento comunicar que por circunstancias sobrevenidas se ha tenido que suspender el recital, aplazándose para jueves 7 de abril.

El jueves 7 de abril a las 19.00 horas en Casa del Libro, C/Velázquez nº 8, podremos disfrutar de buena poesía, la de Iván Onia y Juan Cuevas, quienes vendrán con sus manos llenas de poemas, esos barcos que nos llevan por rumbos prodigiosos, como son «Canto a quien» de Iván Onia Valero y «Silbar todavía» de Juan Cuevas. Si no quieres naufragar una tarde de jueves, podéis descubrir este manual de cómo revivir la vida embelleciéndola, descubriendo mundos paralelos con gran ingenio.

En la revista Culturamas publiqué mi reseña a «Canto a quien «:

«Canto a quien», de Iván Onia

Y os dejo un par de poemas para ir abriendo boca:

[24]

Lo que yo quiero es preguntar por mi camisa y creerme la respuesta,

que el armario abra su boca boreal y sentarme a escucharlo,

como a un viejo sabio que me narrase la tarde de mi nacimiento.

Lo que yo quiero es preguntar por las piedras a las piedras;

¿por qué sois los espejos del origen? Por ejemplo.

¿Qué tatarabuelo vuestro, parido de una estrella, se dirige hacia nosotros

con un mensaje de paz y destrucción?

¿Cómo son, vosotras que estabais allí, en el verbo, los ojos de Dios?

Lo que yo quiero es acompañar a los pescadores.

Que me despierten sus voces de hombres verdes, besar las branquias

a nuestras madres y adentrarnos en la oscuridad sin saber si volveremos.

Que me abran bien los ojos en el momento en que un pequeño

astro hecho de cuchillos se eleve por encima de nuestras cabezas, iluminándolas:

ahí está, muchacho, para esta visión te despertamos

y yo mire y mire a los peces hasta olvidar mi idioma.

Lo que yo quiero es cantar con los albañiles,

la serenata de las alturas, el himno de las catedrales.

Pasar el vino de mano en mano,

entre la risa que el cansancio curva en las vértebras,

los bocadillos fríos buscando la magia del hambre,

el silencio fotografiando las piernas de dos muchachas.

Lo que yo quiero es ir con los panaderos a romperme los brazos con la luna,

trabajar duro para traer lo tierno a las bocas del mundo.

Que el beso de mi hijo en la frente me haga saber que he muerto

siendo un hombre de harina, un hombre bueno que nunca supo hacer nada más

que formas tiernas.

Lo que quiero es honrar a las cosas haciéndolas,

que me arranquen los ojos de mirar y mirar,

coger el fango como quien abraza el oro y besarlo,

esperar a los años y la noche

con las manos manchadas de mundo y preguntas:

¿Qué es la razón? ¿qué es el amor? ¿qué es la vida?

Lo que yo quiero es que este fuera mi último poema.

[27]

Ah de los girantes, qué será de ellos después de este libro.

Y de los poetas mediocres,

que abandonaron un poema cerrando los cuadernos,

como quien guarda en la alacena un vaso roto por la mitad porque se quieren olvidar de la sed.

Qué será de los enfrascados dentro

del color verde de tanta palabrería.

Qué será de mí,

que he creído estar en el centro del universo.

Qué será de mí,

que me consumo en el movimiento de mirar y mirar la brizna de hierba en mis dedos,

hasta volverla amarilla.

Soy el verso cantado, por fin, eternamente,

por vuestros hijos a sus hijas, con una sonrisa

porque os recuerdan a vosotros,

despegándolo de mis labios para descifrarlo.

Estoy lleno de la hormiga que aprendió a rezar

y de los reyes,

de la cafetera abandonada, del niño sano.

Me alimento de todo lo que miro,

todo es bello y es bueno, el árbol lleno y el vacío.

Miro con alegría y convicción a la noria que me crece por dentro,

la que no cesará nunca, el agua en su eterno retorno,

escribiéndome por dentro la pobre biografía.

Este ha sido mi himno, mi bárbaro gañido.

Estos son mis dientes, este mi corazón entero

y su funcionaria llamada al oxígeno.

Esta mi salud, estos mis padres diciendo:

si es niño, se llamará Iván,

mis padres sin imaginar tantas palabras llenándome.

Estos son mis átomos enamorados,

si los contáis, habréis contado el universo.

Soy el maestro de los atletas,

soy el oficial de los carpinteros

y el capataz de la plantación.

Os he intentado hablar en un solo idioma,

el único que me fue dado, el de la lluvia,

el del gran oso grizzly, el idioma de la prisa, el del silbo de los trenes anunciando el hambre,

el de la mañana devorando a la velocidad.

El idioma

de las pequeñas alegrías

y de los pequeños pesares.

Me muevo en el vientre de noviembre para nacer de nuevo.

Es noviembre sobrevolando nuestras cabezas,

es noviembre en todo el mundo.

Atardece en Central Park y un maestro despierta en Canberra.

El lago Míchigan sale por mis grifos inundando la casa.

El aroma de la jambalaya cruza el Pacífico.

Los carniceros duermen un sueño vegetal en pueblos donde ya no queda nadie por las calles y alguien lo aprovecha para asesinarse con un trozo de río o robar la bicicleta al enemigo.

Este ha sido el libro de un hombre mirando una brizna de hierba,

la coma caída del gran poema de Dios,

separando su vida y su muerte.

He levantado un canto único para todo el que quiera cantar;

el canto de la belleza,

el canto del que celebra que algo es simplemente bueno porque existe al ser mirado.

El canto del mendigo que abre una lata de vino y el del niño que abre un poema hindú

y bailan y se hechizan olvidando qué día es hoy.

Me tiendo a observar esta hoja de hierba.

Me canto y me celebro;

a mi saliva, a mis ganas,

a mí cándida fe, mi catastrófica búsqueda,

mi horadar buscando qué,

mi cavar y cavar, mi minería inútil,

mi incansable desempeño.

Mi mandíbula de oro,

mis dientes renacidos,

mi sangre de regreso.

Os estoy cantando a vosotros, quienes,

cabecitas de fósforo, farolas en la niebla,

compañeros de río a los que nunca veré las caras,

girantes, enfrascados, poetas.

Me canto a mí, al que jamás veréis, del que jamás sabréis nada.

Ese nadie que os ha regalado unos ojos,

ese soplo carbónico del universo,

ese quien.

A mí,

que he abierto una estrella como si fuese una naranja y os lo he contado

De «Silbar todavía» de Juan Cuevas podéis leer esta reseña del poeta, crítico literario y editor Daniel García Florindo:

https://aulapoematica.wordpress.com/2021/07/19/instrucciones-para-silbar-despues-de-la-tormenta/

69 LUNAS

Casi cincuenta y esta tristeza en los dedos.

Al final de la barra hay un horizonte de caoba.

Soy quien llueve.

El que tiembla tras el ventanal.

En el 69 la luna pisó al hombre

y las músicas de las estrellas

estallaron en mi sombrero.

Por eso hoy, casi cincuenta y un resto de ala,

junto la ceniza del gorrión

y la soplo en la noche.

Para continuar en la arruga del espacio.

Para arder en tus cabellos nevados.

SOMBRERRO DE PAJA Y RES

En los pueblos,

nunca lloran las brújulas.

Rezuman las higueras

una leche agria,

los campesinos guardan el sol

bajo un sombrero de paja.

Hablan, con lentitud de tierra húmeda,

de la semilla que esconde el relámpago en su vientre.

TABACO MOJADO

En invierno los lunes, venden ínfimas costillas

para que puedan despegarse con facilidad

del latido que se hiela en las iglesias.

Yo suelo abrigarme con un beso antiguo

que surca la boca de mi madre

como un campo de cebollas azules.

En el umbral de la casa hay cadáveres de grillos

con una música rota bajo el abdomen.

Cuando llaman a la puerta, sé que alguien buscará

el niño que ya no seré.

Preguntará a mi voz

por qué mi cabeza está coja, huele a silencio

y miente como una bandera al sol de diciembre.

Al encender el cigarro, mil años de soledad

subirán en cada viruta de humo.

JUAN CUEVAS BOYER

Nació en Lora del Río (Sevilla).
Ha publicado varios poemarios: PERFUME DE TORMENTA (La oveja negra), CABEZABAJO (La oveja negra), POEMARIA (Ultramarina C&D) y MORDIDO (Noctiluca).
Ha participado en diferentes fanzines y revistas de literatura como Tinta China, Cuadernos de Roldán, Cangrejo Pistolero, Poetas en bicicleta, Revista hispano Lusa Iberis, etc.
Ha sido finalista de los premios de poesía Juan Cervera y Plumier de versos.

IVÁN ONIA VALERO

Iván Onia Valero nació en Sevilla en 1980. Ha publicado Tumbada cicatriz (Plaquette) (Ediciones en Huida, 2011), Galería de mundo y olvido (Ediciones en Huida, 2013), Hermanos de nadie (Karima Editora, 2015), El decapitado de Ashton (Ediciones de La Isla de Siltolá, 2016, que fue finalista del primer Certamen de Poesía Antonio Colinas), Paseando a Míster O. (Asociación Noctiluca, 2017) y El hijo (de Sharon Olds) (Maclein y Parker, 2018). Ha participado en las siguientes antologías: Plumier de versos V (Nuño Editorial, 2009, como finalista del premio Plumier de versos V, 2008), La vida por delante. Antología de jóvenes poetas andaluces (Ediciones en Huida, 2012), Obituario, El Libro (Fundación Málaga, 2015), Pessoas, 28 heterónimos esperando a Fernando Pessoa (Karima Editora, 2016), Alienígenas (Cangrejo Pistolero Ediciones, 2016) y una antología personal desde 2011 a 2016 está recogida en la obra Luz Sur (Unaria Ediciones, 2016). Además de otras antologías digitales, ha participado en el fanzine de poesía y literatura MacGuffins dedicado al Festival de Cine de Málaga, ha sido co-antólogo de la antología de poetas jóvenes sevillanos La pirotecnia peligrosa (Ediciones en Huida, 2015), aparece como autor en la antología del programa de radio «La Inopia» en 2018, y en 2019 participó en el catálogo del Festival OFFF Sevilla, editado por la editorial Maclein y Parker, con tres poemas sobre las obras de tres artistas participantes.

De izquierda a derecha Juan Cuevas e Iván Onia

Poemas de Eugénio de Andrade

El miércoles 12 de enero a las 19 horas en Casa del Libro, C/ Velázquez n.8, Sevilla, retomamos el Taller de poetas con la poesía de Eugénio de Andrade, os dejo algunos de sus poemas traducidos por Ángel Campos Pámpano, de la antología Todo el oro del día:

CASI NADA

El amor

es un ave temblando

en las manos de un niño.

Se sirve de palabras

porque ignora

que las mañanas más limpias

no tienen voz.

               Primeros poemas (1941-1944)

A UN CEREZO EN FLOR

Despertar, ser en la mañana de abril

la blancura de este cerezo;

arder de las hojas a la raíz,

florecer de esta manera o dar versos.

Abrir los brazos, acoger en las ramas

al viento, a la luz, a lo que sea;

sentir el tiempo, fibra a fibra,

tejiendo el corazón de una cereza.

                           Las manos y los frutos (1948)

CONSEJO

Sé paciente: espera

que la palabra madure

y se desprenda como un fruto

al pasar el viento que la merezca.

Los amantes sin dinero (1950)

SERÁN PALABRAS

Diremos prado bosque

primavera,

todo cuanto digamos

sólo es para decir

que fuimos jóvenes.

Diremos madre amor

un barco,

y sólo diremos

que nada hay

para llevarse al corazón.

Diremos tierra mar

o madreselva,

pero sin música en la sangre

serán palabras sólo,

y sólo palabras, lo que diremos.

                       Mar de septiembre (1961)

DESPEDIDA

Coge

todo el oro del día

en el tallo más alto

de la melancolía.

                       Ostinato Rigore (1964)

PLAZA DE LA MALA STRANA

Amo a estas palomas, a estos niños.

La eternidad no puede ser sino así:

palomas y niños haciendo

de la luz incomparable de la mañana

el lugar inocente del poema.

                             Escritura de la tierra (1974)

EL MURO ES blanco

y bruscamente

sobre el blanco del muro cae la noche.

Hay un caballo próximo al silencio,

una piedra fría sobre la boca,

piedra ciega de sueño.

Te amaría si vinieses ahora

o inclinases

tu rostro sobre el mío tan puro

y tan perdido,

oh vida.

                 

Materia solar (1980)

ME ASOMBRA QUE ESTOS OJOS aun duren todavía,

que sus piedras mojadas

se hayan demorado tanto en reflejar

un cielo extenuado

en lugar de aprender con la lluvia

a morder el suelo.

                                       El peso de la sombra (1982)

HAZ UNA LLAVE, aunque sea pequeña,

entra en la casa.

Consiente en la dulzura, ten piedad

de la materia de los sueños y de las aves.

Invoca el fuego, la claridad, la música

de los flancos.

No digas piedra, di ventana.

No seas como la sombra.

Di hombre, di niño, di estrella.

Repite las sílabas

donde la luz es feliz y se demora.

Vuelve a decir: hombremujerniño.

Donde la belleza es más nueva.

                                            Blanco en lo blanco (1984)

SUR

Era verano, había el muro.

En la plaza, la única evidencia

eran las palomas, el ardor

de la cal. De pronto

el silencio sacudió sus crines,

corrió hacia el mar.

Pensé: deberíamos morir así.

Así: arder en el aire.

                        El otro nombre de la tierra (1988)

EL ARTE DE LOS VERSOS

Toda ciencia está aquí,

en el modo que tiene esta mujer,

de los alrededores de Cantão,

o de los campos de Alpedrinha,

de regar cuatro o cinco bancales

de coles: mano certera

con el agua,

intimidad con la tierra

,empeño del corazón.

Así se hace el poema.

                  Cercano al decir (1992)

HAY DÍAS

Hay días en que creemos
que toda la basura del mundo nos cae
encima. Después
al asomarnos a la terraza vemos
a los niños que corren por el malecón
cantando.
No sé sus nombres. Uno
u otro se me parece.
Quiero decir: al niño que fui
cuando llegué a ser
luminosa presencia de la gracia
o de la alegría.
Una sonrisa se abre entonces
en un verano antiguo.
Y dura, dura todavía.

                 Los lugares de la lumbre (1998)

Presentación del poemario «Digno del barro» de Jesús Cotta y » Roma y otros destinos» de Eduardo del Pino

El miércoles 10 de noviembre a las 20.00 horas Jesús Cotta y yo presentamos su último poemario «Digno del barro», publicado por Renacimiento. Una poesía vitalista y alegre, una celebración de la vida y el amor, seguro que os contagiaréis de su mirada.

LA GRAVEDAD Y LA GRACIA

Bajo el chubasco va corriendo un niño

feliz de haber prestado su paraguas.

el agua le ha calado hasta los huesos,

pero él ríe, acelera , brinca y salva.

Y espanta a una serpiente con sus risas

que vuelan hasta un olmo y allí cantan

en los sueños que tienen los valientes

después de haber luchado con las gárgolas.

Y no cabe en el mundo su alegría

y nada es más veloz que sus zancadas.

El vendaval no puede detenerlo

aunque él no sabe adónde va ni nada.

Se ha vuelto loca el agua, truenan rayos,

el campo

entero huye en desbandada,

menos en dirección contraria al río

y el niño que ha prestado su paraguas.

NO ME BASTA

No me basta la luz, el mar, el aire.

De todo eso he nacido y no soy suyo,

nada soy a su lado y quiero más.

Yo soy el barro deseando un alma,

soy la tierra buscándose el origen.

¿Por qué tanta belleza no me basta?

¿Por qué andaré buscando yo otra cosa,

un daimon, un cometa, un arca, un grial,

el coro de los santos y las ánimas,

un Ser que sea más que el infinito?

¿Y por qué, si son tantas las estrellas,

son siempre pocas para tanta noche?

JESÚS COTTA cuenta que buscando frases que animaran a sus alumnos a ser buenos y felices se aficionó a leer sentencias y aforismos. A un aforismo le pide que ilumine un poco la oscuridad del mundo, y a un poema, que aumente el número de cosas bellas que hay en él.

Es narrador, ensayista, poeta , traductor y aforista. Ha publicado la novela Las vírgenes prudentes (Mono Azul Editora, 2005) y los ensayos Topicario. Arpones contra el pensamiento simple (Almuzara, 2005), Ulises y las sirenas ( 2009) , y Manual de ayuda contra los libros de autoayuda( 2011); los libros de aforismos Cometario (2015), Motas de polen (Cypress editorial, 2020) y Homo mysticus (Cypress editorial, 2021) y los poemarios A merced de los pájaros, Menos la luna y yo, Niños al hombro y este es su cuarto libro de poesía.

Y aún hay más, a las 19.00 horas será la presentación de «Roma y otros destinos» de Eduardo del Pino, profesor de Filología Latina en la Universidad de Cádiz, por Fidel Villegas. Os esperamos: Casa del Libro, C/ Velázquez nº8, Sevilla

Fotografía de José Luis Trullo

EL POEMA

Tú, silueta tan leve,

que en este río quedas un instante

cuando el barco se va,

en tu temblor abrazo

todo lo que he perdido

lo que no encontraré.

DE RÍOS Y ESTUARIOS

(LIVERPOOL)

Era la Apología de Platón

o su Banquete erótico

o aquella travesía de Odiseo,

y un niño los vertía en su lenguaje.

Era el trinar continuo de los pájaros

que emboscados en árboles inmensos,

piando en la plaza junto al río grande,

acunaban su estudio.

Hoy, junto al río Mersey

y los muelles de Liverpool,

juntos nosotros solos

bajo este oscuro manto de agua,

he comprendido al fin que cualquier río

me lleva siempre a ti.

«De tu poema al mío», recital de Miriam Palma y Ana Alvea

Pues como se indica en el cartel, el miércoles 29 de septiembre a las 19.00 horas estaremos Miriam Palma y yo en Casa del Libro de la Calle Velázquez nº 8 para recitar poemas de nuestros últimos libros, Desnombramientos y La pared del caracol, respectivamente. No hace falta decir que nos alegrará veros.

Puede ser una imagen de una persona, sentado(a) e interior

Fue una tarde-noche agradable, con un público cariñoso y muy agradecido. Gracias a todos por estos buenos raticos.

Fotografías de Emma Sanchía ( la fotógrafa más joven que conozco)

13 de junio: Vicente Tortajada y su libro «Esplendor»

Esplendor

Culminamos este segundo ciclo de encuentros con  una interesante figura, como es la de Vicente Tortajada (1952-2003) ,  buen escritor y exquisito poeta, fue también  traductor y asesor literario de la editorial Renacimiento. Entre sus obras de poesía encontramos: Sílaba moral (1983)- Premio de Poesía Luis Cernuda-, La respuesta inelegante (1986), Pabellones (1990) y una traducción de Los sonetos de Crimea del polaco A. Mickiwewicz (1984). Esplendor (1994) fue su último poemario  . En 1999 publicó la novela Flor de cananas  y en 2002  Azahar y Vitriolo, una selección de textos publicados en periódicos y en revistas entre 1996 y 2001. Posteriormente la editorial Metropolitana editó la primera antología poética , Esplendor. Antología poética (2009).

La tertulia será el próximo jueves 13 de junio a las 19.30 horas, en la Casa del Libro, C/Velázquez n.8, Sevilla. Tendremos la enorme suerte de estar acompañados por dos poetas de calidad: su hermano Jesús Tortajada y su amigo José Julio Cabanillas. Como viene siendo costumbre, la librería nos invita a una copa de manzanilla por gentileza del Grupo de Bodegas de José Estévez.

La poesía de Vicente Tortajada suele incardinarse dentro de la Poesía de la Experiencia- en su veta más reflexiva que narrativa-; pero ya Abelardo Linares aducía que se salía de tales contornos para adentrarse en un mayor irracionalismo. Efectivamente, parece que la escritura de Vicente bebe de diversas fuentes: el simbolismo que podemos hallar en las descripciones de sus poemas -como en el poema Contempla las paredes-; el uso de imágenes y metáforas genuinas e insólitas que reflejan un mundo moderno con sus maquinarias, tal como se hacía en las vanguardias-  su poema Una cruda luz nos puede recordar el Ultraísmo-; la red de referencias culturales con las que cubre sus versos, un tejido intertextual -como hacían, mayormente, los Novísimos-, ya sea con la música, la pintura, la tradición literaria ; cierta ironía que subyace debajo del vitalismo, de la melancolía y del dolor que contiene este libro. Una mirada que resalta la ironía de la vida, su paradoja.

La ciudad, la noche, los amaneceres, el hospital, la palabra, la cultura, la música,  el muelle, lugares decadentes… van tomando significado en sus versos para hacernos mirar la existencia, su belleza, el paso del tiempo, la muerte, desde la perspectiva de quien se enfrenta a una grave enfermedad y siente la cercanía de la muerte. ¿Y dónde está el heno removido,/ las mieses de qué campo?»  Paisajes que divisa desde la ventana de su habitación o desde la ventana de la memoria para quedarse con la luz donde la muerte/ descansa transparente en las higueras.

Concibe la vida como un espectáculo que nos hace olvidar la muerte y de este modo poder vivir su esplendor, tal como nos dice en su poema Era de acuario. El tiempo trae sus cambios , pero en el verso se pregunta… ¿Qué nos espera/ aún? ¿qué cambios a esta vida mía? Son muchas las metáforas con las que quiere retratar la fugacidad de la vida : polvo/ de palabras/ que flotan en el humo de la calle; la vida es como un suelo de aguanieve/ que se va deshaciendo entre las notas. Y me hace pensar si la bandera que ondea hasta el final no será la propia literatura, la palabra, la poesía. Una poesía como exquisito lenguaje, otra forma de decir que cause asombro , un modo de ir detrás de su vida. Hablaremos con más profundidad el próximo jueves de este libro, que a mí personalmente me ha encandilado. El foro es abierto y estáis invitados.

Os dejo algunos poemas para degustar la poesía de Vicente Tortajada , un autor que merece estar muy presente :

 

PAREDES, LABERINTOS

Un paso en la noche. Paredes, laberintos

entre esquinas mojadas,

los cristales mellados- cristaleras de pisos-

y el suelo que la arena comienza a suavizar.

El olor de ceniza de las copas de cisco

impregna los mechones que asoman en la nuca

– o el vertedero en llamas, su olor dulce y podrido.

…Rompe la oscuridad una hoguera lejana.

Al sur

– el resplandor vivísimo,

arcoiris de grasa entre los barcos-

de algún pájaro grande, muy alto va el silbido

como fuego de estrellas,

va marcando los pechos con alambres de espino.

Los muchachos- compás de sangre entre los labios-

se abrazan o se besan, o es un sudor muy frío

al grito de los muelles.

Por un vago temor, el carmín desvaído

y un mínimo jadeo. Risas. Vino

para el amor que ahuyenta

el veneno del aire, la noche,

la muerte sin razón. Altísimos silbidos.

 

AL SONETO Nº  XXVII DE D, JUAN DE ARGUIJO, LLAMADO LA TEMPESTAD Y LA CALMA

Yo vi del rojo sol la luz serena

turbarse, y que en un punto desparece

su alegre faz, y en torno se oscurece

el cielo con tiniebla de horror llena.

El austro proceloso airado suena,

crece su furia, y la tormenta crece.

Y en los hombros de Atlante se estremece

el alto olimpo y con espanto truena;

mas luego vi romperse el negro velo

deshecho en agua, y á su luz primera

restituirse alegre el claro día.

Y de nuevo esplendor ornado el cielo

miré, y dije: ¿ Quién sabe si le espera

igual mudanza á la fortuna mía?

 

Glosa:

 

Vemos irse la tarde tan serena

y que, pronto, la luz desaparece

de las calles. La casa que oscurece…

La lluvia que de gris todo lo llena.

Un temblor en tus labios cuando suena

el aire. Silban, vuelan mirlos. Crece

la tormenta, y el trueno te estremece:

pareces tan pequeña cuando truena…

Pero , pronto se rompe el turbio velo

de las gotas, y tú eres la primera

en descubrir que empieza a abrir el día.

Otra vez sol. Me dices, viendo el cielo:

-Ya cambia… Como tú. ¿Qué nos espera

aún?¿ qué cambios a esta vida mía?

 

LUZ SUAVE

 

Crujen fríos helechos entre las zambullidas…

como una estrella muerta y nítida,

como un espino inmenso

que flota sobre el agua,

el alma.

La palabra líquida.

EL vivero de la melancolía

deshace entre gritos el sueño.

Una miel negra enmarca

la puerta que resguarda la turbina;

y el motor que funciona con deseos

comienza a dilatar las pupilas del día.

Vicente Tortajada

 

 

Encuentro con Rosa Díaz y su poemario «Gata mamá»

GATA MAMA

El próximo jueves 15 de marzo a las 19.30 horas, como es habitual en la librería la Casa del Libro de la Calle Velázquez n.8 de Sevilla, tendremos el encuentro con la poeta sevillana Rosa Díaz y su poemario «Gata mamá».

No sé si será porque tengo muy reciente el pasado 8 de marzo y su mayoritaria participación y quizá me haya influido en la lectura de este libro, pero veo una acentuada conciencia de género en este poemario. Una poesía intimista que bebe de la memoria y de las vivencias por boca de una mujer, y es desde este lugar y condición desde el que se habla . Retrato de un mundo de mujeres. Muestra un árbol genealógico familiar mayormente femenino-la madre, la abuela, las cuidadoras que le transmitieron el legado, pues fueron quienes más le influyeron-. Un libro que dedica a su madre , una mujer que sufrió  la dureza de la vida en este país durante la posguerra, la tragedia desafortunada de la prematura viudez, las costumbres sociales; pero también trata el paso del tiempo y la pátina de polvo que va dejando sobre nosotros y cómo ataca la polilla a lo que fue y se sintió como vida.

MAGOSTO

Yo guardo en mi interior un sin fin de personas, de gestos, de experiencias que me han dado los míos a través de la sangre.

No tienen rostro. Llegan en su esencia animal y por eso te marcan en mitad de las vísceras. Para que creas en ellos hacen que reconstruyas sus ajuares, que apoyes tus retratos en sus mesas, que adoptes sus posturas y sus vocabularios.

Por eso tengo ahora los dulces de llevar y la moza de ánimas. Las tardes de novenas de camisas galanas y anillos de horno y pan. Los casorios. Las malas. El corazón de novia. Las bollagras. Los cestos con pañizuelos blancos sobre el bollo maimón.

Huelo a viejo y a luto. Traigo todos sus miedos aunque frote mi carne, aunque me la restriegue con carne de mis hijos.

Huelo a palabras muertas que viven en mi historia. A hoguero, a faltriquera y a la vela María. A lo que ya se ha ido y que no se va nunca. A ese jabón de aceite y de paciencia y a colar la ceniza sobre la ropa blanca.

Sí, será a eso. A algo que se hizo al amor del magosto y las cenizas.

 

PERCIBIR

Indago en la polilla, en los tonos viejísimos que guardan los enseres inmolados donde alguien lloró y fue feliz, vivió, murió de nuevo y acaso se olvidó del tiempo de las fechas.

Luego, una sombra sin sombra se queda sobre aquello que tú dabas por tuyo.

 

CAPOTE DE VALENTÍA

Es mala la vejez. Se ve que es mala

si no vas a su encuentro decidida

y le das los tacones con las alas

y la media salud que hay en tu vida.

 

Rotundamente mala, como bala

que te dispara el tiempo. Una mordida

con un desbarajuste y una sala

y una puerta de entrada sin salida.

 

Es mala la vejez, si no le entregas

eso que tú creías que era tuyo:

los hijos y la vida y el consejo…

 

Y ponte de su parte. Sé estratega

y dale tu soberbia con tu orgullo

y ríete delante de su espejo.

 

Y ríete delante de su espejo

y por qué no, enséñale los dientes,

pero con mucho tino, ten presente

que es otro el que ya manda en el espejo.

 

Enfrente no estás tú ni tu reflejo.

Enfrente sólo queda en esa frente

un ayer sin mañana y sin presente

guardado en el tambor de ese pellejo.

 

Y lo que va por fuera en ambos lados

cómo reconocerlo, si parece

que el amor y los hijos son prestados.

 

Sólo la nada es nuestra. Pertenece

a la demolición, a esos legados

que ni seducen ni nos apetece.

 

A la nada que crece

por las manos y baja a tus infiernos

a coger a la muerte por los cuernos.

 

El profesor y crítico Francisco Morales Lomas hace un exhaustivo análisis de su escritura: http://moraleslomas.blogspot.com.es/2009/02/la-poesia-de-rosa-diaz-una-vivencia-en.html

 

ROSA DÍAZ (Sevilla, 1946) es una escritora que ha recorrido con su obra una importante trayectoria poética, con una extensa bibliografía para el público adulto e infantil. Además destaca por su faceta de articulista (colabora habitualmente en ABC de Sevilla) y autora de biografías (ha publicado recientemente la biografía de Alejandro Rojas Marcos y colabora actualmente en la elaboración del Diccionario Biográfico Español patrocinado por la Real Academia de la Historia). Como poeta ha recibido importantes galardones literarios (Miguel Hernández, Ciudad de Alcalá de Henares, Fray Luis de León, Fray Bernardino de Sahagún, Ciudad de Jaén etc.) y su obra está recogida en algunas antologías poéticas españolas y europeas. También ha colaborado con poemas en importantes revistas especializadas (Zurgai, Ánfora nueva, Casa de las Américas, El siglo XXI, etc.).