Huella XXIV : «Vencida la tarde», de Almudena Tarancón.

colores

Vencida la tarde en su púrpura derrota

te amo.

 

Pierdo la orientación del sol

y te pierdo a ti, en mí.

Se hace difícil sobrevivir

entre las fauces del destino.

Llegas, pasa el tiempo y olvido.

 

En mi conciencia

en mi razón,

en mi fracaso,

casi como una oración repito:

 

Te amo,

 

con prudencia, ámame.

 

Te amo,

 

con justicia, ámame.

 

Te amo,

 

con fortaleza, ámame.

 

Te amo,

 

con templanza, ámame.

Almudena Tarancón Jiménez