En Baeza con Joan Margarit

Siempre hermoso volver a Baeza, ese pueblo con historia y encanto, y a sus magníficas vistas al Valle del Guadalquivir; siempre alegran los encuentros y siempre te vas con nuevos conocimientos, renovada perspectiva y temas sobre los que reflexionar. Este año, gracias al curso de verano “Joan Margarit, la verdad de la poesía”. Mi agradecimiento al director del curso, Juan Carlos Abril, a Luis García Montero y a todos aquellos que lo han hecho posible. Y por supuesto, a los amigos poetas, con los que he pasado días felices compartiendo vivencias, charlas, risas y poesía.

De izquierda a derecha: Lola Terol, Francisco Javier Cárdenas García, María Ruiz Ocaña, José Andrés y Rafael Cañadillas ( yo estoy en la sombra)

Y como botón, os dejo algunas intervenciones que están en la página de la UNIA:

Los intervinientes coinciden que en su edad madura ( el propio autor en una entrevista indica que a partir de los 40) su poesía da un giro, se vuelve más áspera y dura, quiere eliminar al máximo la retórica. Margarit llega a decir que pretende una poesía que no sea suntuosa, que no sea vana y que no sea original. Evita patetismos, a pesar de lo duro que pueda ser el relato. Usa un lenguaje cotidiano e indaga con la poesía en su interior, buscando entender y buscando una verdad, reflexiona sobre sus vivencias con una sorprendente lucidez y sentido común. Poesía exacta y precisa, depurada, pero emotiva e inteligente. En todo caso, Jordi Gracia nos avisa que por muy intimista y autobiográfica que sea un poema, siempre hay divergencias entre el personaje y la persona – idea a la que también alude el profesor José Carlos Mainer-. Temas de sus libros: el pasado, la guerra, la posguerra, la infancia traumática, el descubrimiento de la vocación, el amor, el dolor, la muerte, el duelo por su hija Joana… Esta es una extrema síntesis, el contenido del curso es mucho mayor, para folios y folios.

NO TIRES LAS CARTAS DE AMOR

No tires las cartas de amor

Ellas no te abandonarán.

El tiempo pasará, se borrará el deseo

-esta flecha de sombra-

y los sensuales rostros, bellos e inteligentes,

se ocultarán en ti, al fondo de un espejo.

Caerán los años. Te cansarán los libros.

Descenderás aún más

e, incluso, perderás la poesía.

El ruido de ciudad en los cristales

acabará por ser tu única música,

y las cartas de amor que habrás guardado

serán tu última literatura.

Aguafuertes, 1998

AYUDAR

Comienza a oscurecer mientras contemplo

la inclinación del techo sobre el que está el tejado:

esas vigas que un día fueron árboles,

torcidas, barnizadas, unas junto a las otras,

soportan el forjado de cubierta

y la nieve caída a lo largo de la tarde.

Resistirán el peso de esta noche

y quizá seré yo el que alguna vez,

resistirá desde un poema

para que una mujer en su noche difícil

diga de mí: cómo soporta

este insomnio, el dolor, la nieve de mis ojos.

de Amar es dónde, 2015

BALADA DE LA POESÍA

Construí estructuras, esqueletos de hierro

que eran peligrosos cuando helaba.

La vida ha ido quedándose

bajo el cálido invierno de las obras,

y yo he envejecido viendo salir el sol

al ritmo de los mallos golpeando las vigas.

Hoy sale por detrás de otra esbeltez

estructural desnuda, como una mujer

a la que siempre he amado. Cada vez que la toco

me quema, helada, mientras continúo

lo que jamás termina: construir.

de No estaba lejos, no era difícil ,2011

LA LIBERTAD

Es la razón de nuestra vida,

dijimos, estudiantes soñadores.

La razón de los viejos, matizamos ahora,

su única y escéptica esperanza.

La libertad es un extraño viaje.

Son las plazas de toros con las sillas

sobre la arena en las primeras elecciones.

Es el peligro que, de madrugada,

nos acecha en el metro,

son los periódicos al fin de la jornada.

La libertad es hacer el amor en los parques.

Es el alba de un día de huelga general.

Es morir libre. Son las guerras médicas.

Las palabras República y Civil.

Un rey saliendo en tren hacia el exilio.

La libertad es una librería.

Ir indocumentado.

Las canciones prohibidas.

Una forma de amor, la libertad.

Amor es dónde, 2015

Un pensamiento en “En Baeza con Joan Margarit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s