HUELLA XVIII: MÍRAME. ¿QUÉ VES? SOLO UN PEDACITO

Mírame. ¿Qué ves? Solo un pedacito.
Pero yo soy más, me extiendo hacia el cielo.
Un avión me pasa rozando la frente
y un pájaro loco anidó en mi pelo.
Solo un pedacito queda al exterior,
insignificante, pequeño, ridículo,
expuesto a la gente, al frío y al calor,
expuesto a la gente, solo un pedacito.
Pero yo soy más, al cielo me alargo
tocando las nubes que rozan mi cuello.
Y aquí, desde arriba, me miro los pies
posados desnudos sobre el tosco suelo.
Extiendo mis brazos y abarco este mundo
y otro más allá, y otro si me apuras.
Me como los campos, los valles transito,
atravieso mares y cruzo fronteras,
Y cruzo fronteras, y cruzo fronteras,
hasta el infinito.
Mírame. ¿Qué ves? ¿Puedes ver mi alma?
¿Mis sueños, tal vez? Solo un pedacito.
Solo un pedacito.
Eso es lo que ves.
                       Reyes Maraver  Diago

2 pensamientos en “HUELLA XVIII: MÍRAME. ¿QUÉ VES? SOLO UN PEDACITO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s