HUELLA XVIII: MÍRAME. ¿QUÉ VES? SOLO UN PEDACITO

Mírame. ¿Qué ves? Solo un pedacito.
Pero yo soy más, me extiendo hacia el cielo.
Un avión me pasa rozando la frente
y un pájaro loco anidó en mi pelo.
Solo un pedacito queda al exterior,
insignificante, pequeño, ridículo,
expuesto a la gente, al frío y al calor,
expuesto a la gente, solo un pedacito.
Pero yo soy más, al cielo me alargo
tocando las nubes que rozan mi cuello.
Y aquí, desde arriba, me miro los pies
posados desnudos sobre el tosco suelo.
Extiendo mis brazos y abarco este mundo
y otro más allá, y otro si me apuras.
Me como los campos, los valles transito,
atravieso mares y cruzo fronteras,
Y cruzo fronteras, y cruzo fronteras,
hasta el infinito.
Mírame. ¿Qué ves? ¿Puedes ver mi alma?
¿Mis sueños, tal vez? Solo un pedacito.
Solo un pedacito.
Eso es lo que ves.
                       Reyes Maraver  Diago
Anuncios

2 pensamientos en “HUELLA XVIII: MÍRAME. ¿QUÉ VES? SOLO UN PEDACITO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s